martes, 15 de abril de 2014

"La campaña contra los linchamientos contribuyó a su desarticulación"

Martes 15 de abril del 2014

En respuesta a los sucesivos hechos de violencia cometidos contra supuestos ladrones callejeros, la Asociación Pensamiento Penal lanzó la campaña: “No cuenten conmigo”. En dialogo con Rap, Mario Juliano, presidente de la Asociación comentó distintos aspectos que surgen en torno al debate.





Radio Futura: El tema ha dejado de tener tanta presencia mediáticamente en estos últimos días ¿Qué balance hace de la situación?


Mario Juliano: Coincido con que, afortunadamente, ha ido bajando el decibelaje de algunos sectores de la ciudadanía. Esto nos alegra, siempre hemos mantenido que por encima de la barbarie va a permanecer el estado de derecho y la sociedad democrática. No obstante creo que, muy a pesar nuestro, va a continuar. Vengo de Catamarca y en estos días hubo dos episodios de esta naturaleza, pero creo que se va a tender a desarticular esta forma de respuesta.

RF: ¿Cómo aportó la campaña?
MJ: En algún sentido creo que la campaña contribuyó a esa desarticulación; muchos medios de comunicación, quizá no los masivos, han asumido como responsabilidad está cuestión. Han tratado de esclarecer, de reflexionar un poco más complejamente sobre este tipo de fenómenos. Así que tenemos realmente la esperanza de que esto se reencauce por lo carriles democráticos.

Mario Juliano, presidente de la Asociación Pensamiento Penal
RF: ¿Podría suceder que el Estado tenga que defender a quien supuestamente había cometido un delito ya que pasa a ser quien esta en una situación de debilidad al ser agredido?

MJ:
Creo que podemos encontrarnos en un caso de “pena natural”, lo cual implicaría que llevados a juicio podrían no merecer pena o reacción estatal. Que hayan sufrido agresiones luego de ser reducidos, lo cual no sería legítima defensa, puede significar una pena suficiente que haga innecesario la pena del Estado.

RF: ¿La pena natural se da en otros casos?

MJ:
El caso típico de pena natural es aquella persona que transitando un vehículo sufre un accidente y mata a quienes lo acompañan, el sufrimiento que representa esta situación lo eximiría de ser culpado por homicidio culposo de sus familiares.Hoy esto surge del sistema de garantías, del sistema internacional de derechos humanos ya que no tiene una expresión directa en la ley penal argentina. El anteproyecto de Código Penal, si contiene una clausula que prevé que los imputados que hayan sufrido vejaciones o torturas por parte de las fuerzas de seguridad, en ese caso, pueden ser eximidos de pena ya que las consecuencias que ha sufrido han sido más que suficientes.

RF: En los mal llamados casos de “justicia por mano propia”, si la pena natural sustituye le 
pena del Estado, ¿No se estarían avalando o legitimando los hechos como los linchamientos?

MJ:
No, son dos planos distintos. Muy por el contrario sería en algún punto reconocerle a la persona que ha sufrido desmedidamente y que el estado ya no podría seguir sancionándolo. Además los linchamientos, claramente, son delitos y en el caso de ser identificadas estas personas tendrían que ser imputadas penalmente.

RF: Estuvo circulando una noticia falsa en la que se decía que usted había otorgado una pensión a uno de los damnificados por linchamiento.

MJ: Por supuesto que es una falacia. Yo vivo y trabajo en Necochea, no hay posibilidad material. Las pensiones se tramitan por vía administrativa, yo soy juez penal no hay forma de que pudiera intervenir de ese modo. Ha sido para intentar desprestigiar a la campaña. Fundamentalmente el objetivo que ha tenido esta noticia, era enardecer los ánimos, el fogoneo. Yo lo experimenté a través de las gente que me puteaba en todos los idiomas.

RF: En relación a los juicios por jurados ¿se podría avanzar en este clima adverso?

MJ: No hay democracia sin la participación de la ciudadanía, nosotros tenemos que confiar en la ciudadanía. La gente es una categoría tan difusa y discutible, pero no son quienes reaccionan como una banda fascista. Muchos otros reflexionan y complejizan las cuestiones, realmente confío y tenemos muchas pruebas de que esto funciona. En Córdoba hace 7 años que hay juicios por jurados, han atravesado coyunturas agudas y los jurados han respondido desde una superioridad ética frente al sistema.

2 comentarios:

Argentina sin Juicios por Jurado dijo...

El juicio por jurados es tan ANTIDEMOCRÁTICO como designar al presidente, gobernador, intendentes y legisladores por sorteo en el padrón electoral. Es tan OSCURANTISTA como designar cirujanos por sorteo en el padrón electoral. Dictar (como hace el jurado) un veredicto en secreto y sin fundamentación, es tan ANTIRREPUBLICANO como dictar leyes de ese tipo. Es unas 5 veces más LENTO y unas 3 veces más CARO. Es proclive al ERROR JUDICIAL, porque no exige una convicción fundada en la valoración razonada de la prueba producida. Es un sistema FRACASADO en todo el mundo.
Recomiendo ingresar a:
www.argentinasinjuiciosporjurado.blogspot.com

Mario Juliano dijo...

Resulta dificultoso imaginar, que una institución como el juicio por jurados, prevista en la Constitución desde 1853, y ratificada en la reforma de 1994, pueda ser tildada de antidemocrática y antirepublicana.

Sin embargo, dejando ese aspecto de lado, me interesa responder a las afirmaciones finales del usuario "Argentina sin juicio por jurados"

No es verdad que el juicio por jurados sea cinco veces más lento que los juicios con jueces profesionales. En Neuquén termina de celebrarse el primer juicio con jurados populares de la historia nacional, que se realizó en dos (2) días. Lo propio es lo que ocurre en Córdoba, donde desde hace 7 años se realizan este tipo de juicios,, con gran satisfacción en sus resultados.

No es verdad que el juicio por jurados sea más caro que los juicios con jueces pprofesionales. En Córdoba, donde han medida esta variable, se determinó que, en promedio,un juicio con jurados tiene un costo de $ 20.000, aproximadamente. Estudios de 2003 sobre la justicia federal informan que los juicios, en ese entonces, tenían un costo de $ 50.000.

De todos modos, si de costos se trata, sería mucho más económico hacer los juicios en las comisarías.

Hablar de la ausencia de valoración razonada es falta de conocimiento sobre el funcionamiento de los jurados. Y es suponer que en países como Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Inglaterra y los EE.UU. nadie revisa las condenas. Eso es una locura y es inexacto. Tuve ocasión de compulsar numerosas sentencias de revisión de los veredictos condenatorios y son más exahustivas que las que hacemos con los veredictos fundados.

Finalmente, afirmar que es un sistema fracasado es desconocer la realidad de lo que sucede en otras partes del mundo.

Nadie propone que el juicio por jurados sea la panacea universal que resolverá todos los problemas de la administración de justicia. Simplemente se trata del una decisión política de reafirmación de la soberanía sobre uno de los poderes de la República.

Web Analytics