miércoles, 24 de junio de 2015

México, rupturas y continuidades tras las elecciones legislativas

El periodista mexicano Gerardo Albarrán de Alba brindó su opinión acerca del escenario político tras los resultados de las recientes elecciones legislativas realizadas en México. Albarrán de Alba es director de la web para comunicadores Sala de Prensa y corresponsal de Página/12 en ese país.

Reflexionó sobre la corrupción tanto en la sociedad mexicana; la disgregación de los partidos de izquierda y el surgimiento del Movimiento de Regeneración Nacional; la aparición de candidatos independientes de partidos políticos y la relación de los funcionarios políticos con el narcotráfico.


El 7 de junio se llevaron a cabo las elecciones federales de México para renovar 500 miembros de la cámara de diputados federales. Los resultados indicaron que el PRI, partido gobernante, continuará siendo la primera fuerza política aunque apenas obtuvo el 29,08 % de los votos. El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) sorprendió al constituirse en la primera fuerza política en la capital, siendo la primera vez que participa de elecciones. A nivel nacional Morena obtuvo el 8,38 % de los votos. El PAN, principal partido opositor, recogió el 21 % de los votos. Y el PRD obtuvo apenas 10.83 % de los sufragios. En diálogo con RAP, el periodista Gerardo Albarrán de Alba analizó el panorama en el país.

¿Creés que la desconfianza de la población mexicana es hacia la dirigencia política o hacia las instituciones en general?

La clase política dirigente no representa más que sus propios intereses: los de permanecer en el poder. Legislan en favor de los intereses económicos que le permiten mantenerse en esa posición. Esto ocurre en todos los partidos. Por lo tanto, el desencanto de la gente es absoluto.
En México la gente vota, pero no con la esperanza de cambiar el sistema político, los partidos ni las propias instituciones que rigen y gobiernan este país. Existe una inmensa masa que no está muy ocupada en la reflexión sobre el sentido de las instituciones democráticas electorales y el significado de su propio voto. Esto es lo que también ha permitido la persistencia de estos grupos políticos en una suerte de farsa electoral en la que cada tres años nos venden la ilusión de ser un país, una sociedad y un pueblo que elige todas las decisiones, cuando en realidad simplemente están obteniendo el refrendo formal para seguir explotando franquicias políticas.

Sobre la corrupción

¿Como se piensa la figura de Peña Nieto en México? ¿Se acepta sólo porque es posible que venga alguien peor?

La corrupción es uno de los componentes principales de la sociedad mexicana. A lo largo de la historia de este país, la corrupción ha sido uno de los elementos fundamentales en el reparto del poder político.
Estamos hablando de mas de 500 años de corrupción institucional, donde el poder político y económico se consigue a través de la prebenda, la tranza, la negociación y los favores. Esto ha contagiado a toda la sociedad mexicana, no existe una sola persona en el país que no sepa que puede arreglar alguna cuestión, trámite o problema mediante algún recurso ilegal, ilegítimo que implique corrupción. Lo que comúnmente se resume en la frase "como es arriba es abajo."
Al ciudadano común no le sorprende que quién esté en la cúpula del poder, esté también en la cúpula de la corrupción.

¿Hay una vuelta al autonomismo mexicano?

Este panorama tan terrible que describo es una generalidad, que excluye a grandes sectores de la población mexicana que trabajan y hacen su lucha todos los días. 
La izquierda político electoral en México, a lo largo de los últimos treinta años, ha ido sufriendo un proceso de degradación y de descomposición. Esto los llevó en el último proceso electoral a la disgregación y atomización. 
El Partido de la Revolución Democrática (PRD) que fue fundado en 1989, logró agrupar en ese momento a la mayor cantidad de organizaciones políticas de izquierda que existían, hoy en día está desmantelado, ha perdido a todos sus líderes históricos. El pasado 7 de junio logró el porcentaje de votos más bajo de la historia desde su creación  en el 89. 
En cambio, surgió una organización bajo el nombre de Movimiento para Regeneración Nacional (Morena) que juega con el imaginario colectivo mexicano por sus siglas, ya que "Morena" alude a la virgen de Guadalupe. Morena se convirtió en una fuerza muy importante principalmente en la capital de México y también a nivel nacional. Este partido es encabezado por Andrés Manuel López Obrador. 
Es interesante prestar atención a la recomposición de las fuerzas políticas. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) no alcanzó la mayoría en la cámara de diputados. México, tiene una cámara de 500 diputados, para obtener la mayoría es necesario obtener 251 bancas. El PRI se queda exactamente con 250 diputados, seguramente no va a tener dificultades en comprar el voto de un diputado cada vez que le haga falta. Pero, por segunda vez en la historia el PRI no es mayoría en la cámara y Morena se instala como una fuerza importante.

¿Y cuál es el panorama para las próximas elecciones?

En 2018 se cambiará la presidencia, porque en México no existe la reelección. Se vendrán años de reacomodo y negociaciones de todas estas fuerzas para tratar de componer y construir candidaturas presidenciales viables para el 2018. En ese camino surgen por primera vez, de manera oficial, las candidaturas independientes. Hay diputados federales independientes que ganan sin tener un partido político detrás. Este tipo de fenómenos se ven cada vez con mas frecuencia, debido al desencanto por los partidos políticos. 

¿Las estructuras del narcotráfico en México sólo negocian con el poder político o también generan sus propios candidatos?

Sobre el narcotráfico

El narcotráfico mexicano negociaba con el poder político en manos del PRI, este partido sabía que el “narco” era una buena fuente de ingreso e incluso de estabilidad política en algunas regiones del país, muchos políticos se beneficiaban de los recursos que esos negocios generaban.
El problema en México inicia en el 2000 cuando el PRI pierde la presidencia de la República en manos del derechista Vicente Fox, que llegó a la presidencia porque es carismático, la gente está harta y porque en esa elección en particular hubo un porcentaje importante de jóvenes que votó por primera vez. Pero, Fox y el Partido de Acción Nacional (PAN) no tenían idea de cómo se gobierna, no sabían lo que significa el ejercicio del poder. El narco se queda sin un interlocutor en el gobierno y se da cuenta de que por sí solo representa aún mas poder que el PAN y empieza a ejercerlo.
Hoy en día, el narcotráfico ha crecido muchísimo. Se conoce que los candidatos a diputados locales, federales y alcaldes son silenciados por el narco y tal vez impuestos por ellos. 
Hay zonas en este país donde el narco ha desplazado al Estado mexicano, y es él narco quién ofrece los servicios que la ciudadanía paga con sus impuestos: el agua, la luz, la pavimentación, la seguridad pública, están en manos del narcotráfico.
No hay un verdadero combate a estas estructuras para recuperar el control del Estado en esas regiones. Hay mas de cien poblaciones en este país que son ahora pueblos fantasmas, donde toda la gente que vivía allí se ha ido, buscando refugio en otros lugares, porque es imposible vivir bajo el terror del narco. 


Web Analytics